Inicio

Ya hemos repasado los 5 supersentidos felinos, pero, quizás, nos falte el sexto sentido gatun0. Para mí, sí que existe aunque no tenga nada que ver con lo sobrenatural, simplemente, la comunidad científica aún no han sido capaz de explicarlo. Todos hemos oído hablar de que los gatos pueden predecir los terremotos. Se muestran intranquilos, erizados…nos avisan de que algo va a pasar. Posiblemente, detecten imperceptibles cambios que para nosotros pasan inadvertidos como leves temblores, variaciones en los campos electromagnéticos… En el caso  de Canelito y Barriguito, sí que nos hemos dado cuenta de que las noches de lluvia están más nerviosos de lo habitual.

27-reguapo

Incluso, algunos hablan de que en las residencias donde hay gatos, estos visitan a los ancianos la noche antes de que mueran. En fin, puede que sea casualidad, o una rutina adquirida y que antes no nos habíamos percatado de que todos los días iban a dar vuelta a su amigo humano.  En mi opinión  se trata de una leyenda urbana, y como todas las leyendas tienen un origen real, que el tiempo y la fantasía ha ido adornando.

También, son numerosos los casos de gatos que vuelven a casa, a pesar de que estén a kilómetros de distancia. La explicación más racional sería que tienen un extraordinario sentido de la orientación, junto con  su habilidad para encontrar rutas olfativas. Otros aseguran que están unidos a sus papis humanos por una imaginaria goma elástica, que por mucho que se estire siempre vuelve. Ojalá sea así.

27-barri-re

Lo que sí sé con certeza es que Canelito y Barriguito  nos  conocen a la perfección, y muchas veces llegan ellos a los rincones de la casa antes de que yo. Por ejemplo, por las noches, estamos viendo la tele, y me puedo levantar siete millones de veces, para beber agua…que ellos siguen a su rollo, sin embargo, cuando me voy a la cama, allí están ellos esperándome. Sinceramente, no creo que sea telepatía. Más bien, que todos tenemos una serie de rutinas inconscientes que ellos saben.  Se pasan las 24 horas del día y todos los días del año observándonos, así que no podemos engañarlos.

27-los.dos

Escriba su comentario
















Trackbacks